miércoles, 12 de junio de 2024 16:09h.

ENTREVISTA

Fernando Blanco: "Es el momento de redactar un nuevo Plan Eólico para Galicia"

Fernando Blanco es ingeniero industrial y lleva veinte años en el mundo de la energía, inicialmente como docente y posteriormente como técnico.

Fernando Blanco
Fernando Blanco

I.G. Durante las últimas décadas ha cambiado mucho el modelo energético ¿crees que es un cambio continuo o estos cambios han tocado techo?

La aplicación de las políticas de reducción de Gases de Efecto Invernadero ha desencadenado una apuesta por las energías renovables en detrimento de las tecnologías convencionales, en particular del petróleo y gas natural, y es un cambio imparable. Hoy en día no es asumible seguir impasibles contra el Cambio Climático, con un incremento en la temperatura media de la tierra que ya empieza a producir dramáticas consecuencias, y fenómenos metereológicos extremos nunca vistos hasta ahora.

I.G. ¿Cuál es tu opinión sobre los modelos energéticos en el futuro?

Partiendo de que el carbón y los derivados petrolíferos están en un claro retroceso se debe apostar por un modelo tradicional, con gas natural y centrales nucleares, o por otro disruptivo, en el que las renovables adquieren un total protagonismo; este modelo debe ir acompañado por una mejora en la eficiencia energética y una apuesta por la I+D en el sector energético. En los dos casos se frenaría la emisión de G.E.I., pero evidentemente la apuesta por las renovables es más eficiente pero al mismo tiempo incómoda porque cualquier cambio tiene siempre muchos enemigos. Yo soy partidario del segundo modelo, pero esto exige un compromiso claro por todos los países y no sólo la Unión Europea.

I.G. ¿Y en un contexto más cercano como Galicia?

Considero que la apuesta debe ser claramente por la biomasa y eólica, ya que tenemos los mejores recursos de la Península Ibérica en estas dos tecnologías. Adicionalmente también hay buenas ubicaciones para la geotermia o la fotovoltaica.

I.G. ¿Por qué no acaba de arrancar la energía eólica en la Comunidad mientras que en otras ha aumentado mucho la potencia durante esta última década?

En la eólica en tierra la tramitación es complicada y exige multitud de informes sectoriales preceptivos, además de un trámite ambiental complejo que debe estudiar todas las alegaciones, algunas con fundamento pero otras motivadas por un incomprensible rechazo a los parques eólicos. Considero que el impacto ambiental de la energía eólica es asumible, y compatible con la explotación agropecuaria de los montes así como con el patrimonio natural y cultural que tenemos.

Es comprensible que una nueva infraestructura (sea una autopista, una línea eléctrica de alta tensión, una gran fábrica o un centro de tratamiento de residuos) puede despertar rechazo, pero el interés común debe prevalecer. Un aerogenerador tiene un impacto visual importante pero es perfectamente compatible con la existencia de mámoas, ríos y explotaciones agrícolas en sus proximidades, cumpliéndose unas distancias mínimas y con una implantación ordenada. 

I.G. ¿Cómo podría avanzarse en este ámbito? 

Considero que es el momento de aprobar un Plan Eólico Galicia 2022. La moratoria en la tramitación de nuevos parques es el momento idóneo para aclarar qué zonas de Galicia queremos proteger y en dónde consideramos compatible instalar nuevos parques. No es coherente protestar sistemáticamente contra todos los parques eólicos porque hay muchas zonas de Galicia con baja densidad de población en la que la implantación de esta tecnología produciría importantes beneficios en forma de canon eólico, mejora de las vías de comunicación o fijación de población. 

I.G. ¿Y respecto a la actividad industrial?

Va en la misma línea, si facilitamos la implantación de nuevos aerogeneradores serán necesarios bienes de equipo, instalación, mantenimiento y una importante actividad inducida. Para esto es preciso que la implantación de nuevos parques se vincule a la fabricación de componentes en la propia Comunidad Autónoma, con un compromiso claro por los promotores en utilizar palas, torres o góndolas de fabricación autonómica. El instrumento que los liga formalmente es un nuevo Plan Eólico en el que se fije dicho compromiso de forma vinculante.

I.G. ¿Cuál será el papel de la eólica offshore en los próximos años?

Es una situación parecida, cuando se habla de eólica offshore aparecen colectivos que reivindican en exclusiva el uso del mar, pero el papel de las administraciones públicas es buscar el interés general. La energía eólica offshore es compatible con la pesca, el turismo o las piscifactorías, y si queremos luchar contra el cambio climático es una tecnología que no podemos desaprovechar, debido a que somos líderes en Europa en dicho recurso.