sábado, 25 de mayo de 2024 00:06h.

ENTREVISTA

Entrevista a Fernando Blanco: "La seguridad industrial no puede pasar desapercibida en la sociedad"

IG entrevista al ingeniero industrial Fernando Blanco sobre el cumplimiento de los criterios en seguridad industrial.

Fernando Blanco
Fernando Blanco

INGENIERÍA EN GALICIA entrevista a Fernando Blanco, ingeniero industrial y doctor en desarrollo sostenible, en esta ocasión sobre el cumplimiento de los criterios en seguridad industrial.

Ingeniería en Galicia: ¿Por qué es tan importante la seguridad industrial?

Fernando Blanco: En España la Ley 21/1992 de Industria establece la obligatoriedad de que todas las instalaciones se utilicen en sus condiciones de diseño y se realice el mantenimiento preventivo y correctivo de las mismas, siendo una obligación que recae en todos los usuarios, y no existen excepciones.

I.G. ¿Quiénes serían estos usuarios?

F.B. Como el nombre indica sería el que utiliza la instalación, habitualmente el propietario de la misma o del edificio donde está situado, y en algunas ocasiones puede ser un arrendatario. Afecta a cualquier instalación en funcionamiento, tanto en el sector productivo (empresa), como residencial, administración pública y servicios, y es importante insistir que nadie está exento de su cumplimiento.

I.G.: ¿Qué tipo de instalaciones estarían incluidas en este régimen de cumplimiento normativo?

F.B.: Serían todas aquellas acogidas a la citada Ley de Industria. En todos los edificios existen instalaciones eléctricas de baja tensión y térmicas (calefacción y producción de agua caliente sanitaria), y adicionalmente es bastante habitual que nos encontremos con otras como las de alta tensión, grúas, ascensores, calderas  de gas, instalaciones contraincendios o compresores, cuyos reglamentos nos obligan explícitamente a cumplir un régimen de inspecciones y revisiones, que están perfectamente marcados. Adicionalmente para aquellos equipos que no disponen de una reglamentación específica como los citados el Real Decreto 1644/2008 que regula las máquinas, también recoge la obligación de usar todas las máquinas según las instrucciones de los fabricantes, incluyendo las tareas de mantenimiento.

I.G.: Hablabas de las inspecciones y revisiones, son conceptos que a veces se utilizan de forma indistinta.

F.B.: Sí, pero es un error. Cualquier persona entiende que un vehículo se somete a una revisión en el taller cuando se cumplen unos kilómetros o las ruedas han alcanzado su vida útil, y no la confunde con la inspección en la ITV; las instalaciones eléctricas, de calefacción o compresores también tienen un régimen de revisiones a cargo del mantenedor autorizado y por otro lado una inspección periódica a cargo de un organismo de control autorizado que actúa como un organismo independiente.

I.G. ¿Por qué es importante que este mantenedor sea autorizado?

F.B.: En general las tareas de mantenimiento son bastante especializadas, e incluso aquellas que puedan parecer más sencillas como comprobar un interruptor diferencial, limpieza de luminarias en funcionamiento o confirmar la presión o temperatura de agua en una instalación de calefacción requieren una formación previa. En la ejecución de nuevas instalaciones o las tareas de mantenimiento ordinario es imprescindible que la persona que las realiza ha pasado por una formación teórico-práctica para actuar como instalador o mantenedor, y además es imprescindible que trabaje en una empresa que cuente con los medios materiales suficientes y un seguro de responsabilidad civil que pueda responder ante actuaciones no correctas.

I.G. ¿Por qué se producen estas actuaciones no correctas cuando hablamos de mantenimiento de instalaciones?

Suponiendo que el operario que realiza estas actuaciones tiene la pericia suficiente debemos indicar que el mantenimiento de cualquier instalación es complejo de por sí. A diferencia de una instalación nueva en la que el diseño es previsible y las incidencias son más acotadas cuando estamos modificando una instalación nos encontramos con dificultades añadidas, no previstas por su antigüedad o porque ni siquiera estaban documentadas reformas anteriores, y esto requiere un conocimiento especial que un aficionado no va a ser capaz de resolver.

I.G.: ¿Se limita la necesidad de mantenimiento a las instalaciones industriales?

F.B. No, además de las instalaciones reguladas por la Ley de Industria nos encontramos que hay otras obligaciones afines que a veces pasan desapercibidas, y no debería ser así. El mantenimiento higiénico-sanitario contra la legionelosis está incluida en el ámbito sanitario, la protección contra riesgos eléctricos en el ámbito de la prevención de riesgos laborales o algunos contenidos que son compartidos con el ámbito de la Ley 38/1999 de la Edificación como la seguridad en el diseño de los edificios o los materiales utilizados. Se trata de un ámbito muy extenso en el que coexisten numerosos profesionales con unas funciones muy variadas.

I.G.:¿ Pasa desapercibida la seguridad industrial en la sociedad española?

F.B.: Periódicamente se producen accidentes con dramáticas consecuencias, que recuerdan la necesidad de cumplir los reglamentos, pero en los momentos de tranquilidad las medidas se relajan. Después del accidente de Valencia hemos visto cientos de horas de programas de televisión y radio hablando de las características de los materiales usados en el edificio o de la necesidad de un sistema de extinción automático, pero pasadas unas semanas la noticia se diluye. Este tipo de accidentes nos permite recordar que es imprescindible cumplir todos estos reglamentos, pero no debemos relajar nunca la vigilancia.