11:39h. Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

El futuro de la energía eólica en Galicia

Parque eólico en Cabo Ortega / Pixabay
Parque eólico en Cabo Ortega / Pixabay

La parálisis del sector energético en España parece haber terminado con las subastas de nuevos proyectos de energías renovables, celebradas en los meses de mayo y julio de este año y que se une a una anterior realizada en 2016.

Estos nuevos proyectos son necesarios para que España pueda cumplir con el objetivo europeo de conseguir de energía procedente de renovables del 20% en 2020. España cerró 2015 España con el 16,2% y en la situación actual, poco puede haber crecido durante el último año y medio.

En las tres subastas, los proyectos se han adjudicado sin primas. En la subasta del año pasado se adjudicaron 700 MW repartidos entre 500 MW de eólica y 200 MW de biomasa, en la de mayo de este año 3.000 MW, prácticamente todos ellos a eólica. Y en la de julio, 5.000 MW, de ellos 3.900 MW a plantas fotovoltaicas y 1.100 MW a energía eólica.

Una de las particularidades de la subasta es que no se adjudican para proyectos concretos en localizaciones concretas. Esto genera el consiguiente suspense de qué territorios y en qué medida se verán beneficiados.

Entendiendo que los proyectos de fotovoltaica serán instalados casi con toda probabilidad fuera de Galicia, con menos horas de sol que otras comunidades, queda saber de qué parte de la eólica se verá beneficiada nuestra Comunidad. Entre las tres subastas se adjudicaron unos 4.600 MW de este tipo de energía.

El pasado mes de junio Gas Natural Fenosa, una de las empresas beneficiarias de la subasta, anunciaba el desarrollo de diferentes proyectos de parques eólicos en Galicia entre  2017 y 2019 que sumarían una potencia total instalada de 200 MW.

Por otro lado, la lucense Norvento, se adjudicaba 128 MW. Al igual que las dos anteriores, la italiana Enel Green Power y la española Gamesa también tienen una importante presencia en Galicia y proyectos pendientes.

Cuando se cumplen 30 años de la instalación del primer parque eólico de Galicia, el de Estaca de Bares, firmado por el ingeniero industrial Manuel Lara Coira, se hace más necesario que nunca que estas buenas expectativas se cumplan y continúe el importante desarrollo de esta fuente de energía en nuestra tierra.